La Dirección de Control Interno, es la encargada de ejercer el control de legalidad de los actos administrativos, contables, financieros y de gestión de la Municipalidad, en resguardo del patrimonio municipal y respeto al principio de probidad y tiene las siguientes funciones:

a) Realizar la auditoria operativa interna de la municipalidad, con el objeto de fiscalizar la legalidad de sus actuaciones.

b) Controlar la ejecución presupuestaria y financiera.

c) Representar al Alcalde los actos municipales que estime ilegales, informando de ello al Concejo, para cuyo objeto Tiene acceso a toda la documentación pertinente.

d) Colaborar directamente con el Concejo para el ejercicio de sus funciones fiscalizadoras, para cuyos efectos, evacuará un informe trimestral acerca del estado de avance del ejercicio programático presupuestario. En todo caso, deberá dar respuesta por escrito a las consultas o peticiones de informes que le formule un Concejal.

e) Asesorar al Concejo en la definición y evaluación de la auditoria externa que aquél puede requerir en virtud de la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades.

f) Fiscalizar las Corporaciones, fundaciones Asociaciones de Municipalidades y otros Organismos que reciban fondos municipales, respecto al uso y destino de los recursos, pudiendo disponer de toda la información que requiera para tal efecto.

g) Efectuar controles permanentes y sistemáticos a las unidades en términos de auditorías operativas y administrativas.

h) Realizar comprobaciones de inventarios físicos en forma regular.

i) Efectuar verificaciones sobre los bienes municipales y que se cuenten con los mecanismos de control que aseguren su existencia.

j) Realizar exámenes a las operaciones económicas y financieras procediendo  a representar situaciones que no se enmarquen en el ámbito de la legalidad y probidad administrativa.

k) Visar las rendiciones de cuentas de viáticos funcionarios y concejales, subvenciones municipales.

l) Cumplir las instrucciones impartidas por la Autoridad Comunal.